viernes, abril 12, 2024
More

    Irene Azuela e Ilse Salas: Un vínculo que es para siempre

    Mujeres aguerridas, fuertes e inspiradoras, Irene Azuela e Ilse Salas llevan su magia y química del escenario hasta nuestra edición de abril.

    Créditos:
    Director Editorial: Gerad Angulo / @gerardangulo
    Fotografía: Jesús Soto / @jsotofuentes
    Realización: Sergio Valenzuela / @sergiovalenzuelach
    Glam team Ilse Salas: Gus Bortolotti (maquillaje) y Carlos Arriola (peinado) / @gusborlotti y @carlosarriolahair
    Glam Team Irene Azuela: Roberto Carlos (maquillaje) y Ernesto Vargas (peinado) / @robbielikemargot y @ernestovargas_hair
    Asistente de moda: Michelle Ortíz y Vanessa López / @michortizand y @vanecl.__
    Asistente de fotografía: Manuel Gómez González
    Producción: Perla Ramírez / @rmz_perla

    Portada Ferragamo:

    Portada Tiffany & Co.:

    Lo de ellas es un vínculo inquebrantable que se nutre de historias, anécdotas y admiración mutua. En armonía con Tiffany & Co. y Ferragamo, Irene Azuela e Ilse Salas mantienen una conversación de miradas que seduce al lente, con ese porte que las caracteriza y catapulta, ellas son su lugar seguro y lo transmiten.

    Total look: Gucci.

    Irene Azuela: La experiencia de vivir el ahora

    Nacida en Inglaterra, pero más mexicana que
    nada,
    detrás de su personalidad imponente e
    inconfundible, las vivencias que ha obtenido
    durante su carrera actoral se han convertido en
    herramientas que elevan sus ideas y enriquecen
    su arte. Mostrarse tal y como es, es parte de su
    esencia que se complementa con Tiffany & Co. y
    Ferragamo en esta edición.

    Han pasado poco más de dos décadas desde que Irene Azuela comenzó con una fructífera carrera actoral que la ha llevado a proyectos exitosos y significativos que han dejado una huella permanente en México, trascendiendo en el mundo y consolidándose como una de las actrices mexicanas más reconocidas e inspiradoras.

    Su nombre ha resonado en producciones inolvidables tanto en la pantalla chica como en la grande, y claramente en el teatro, en el que actualmente se desenvuelve como pez en el agua, mostrando una madurez y astucia que llega a complacer y cautivar al público, apropiándose del papel del Emcee en el icónico musical «Cabaret» con un importante trasfondo político y un mensaje transformador.

    Una puesta en escena que estrenó en marzo de este año en el Teatro de los Insurgentes y que la ha consolidado al reflejar su evolución y crecimiento escénico; sonriente, misteriosa y decidida llega a las páginas de Marie Claire México, en las que recuerda aquel comentario del maestro dramaturgo Héctor Mendoza, en el que señalaba que «los buenos actores empiezan a serlo a partir de los 40».

    «A mis 44 años estoy convencida de eso, de que la experiencia y la vivencia te da muchísimas herramientas para llegar mucho más fuerte a la escena, lo que me ha dado el tiempo han sido experiencias que se convierten en herramientas que yo puedo usar cuando me siento atorada, cuando siento que creativamente no entiendo algo o simplemente quiero hacer las cosas más grandes», apunta.

    Aunque el tiempo puede tener una infinidad de significados, algo que es seguro es que es parte de la vida, y de eso, ella está consiente, vive plenamente su presente sin reprochar al pasado, como menciona: «Si le hago caso a mi parte neurótica, hay muchos detalles que me gustaría cambiar, pero si le hago caso a mi parte más sabia, entonces diría que no, todo lo que me ha pasado a mí ha sido por una razón y ha sido perfecto«.

    Joyería: Tiffany & Co.
    Tocado: Viktor Luna.

    ¿Esa es la clave del éxito? Ella misma señala que no, de hecho, «tiene que ver con donde crezco y donde siento que vivo plenamente y pertenezco, no estoy pensando en términos de esto me va a dar éxito o no, porque si fuera así, hubiera tomado decisiones distintas; trabajo en equipo, en colaboración, elijo historias que me parezcan relevantes».

    Aunado a «los años, la técnica, el estudio y estar siempre dispuesta a abrir tu corazón», como bien lo determina «los actores más interesantes son los que te permiten ver quiénes son, no los que lo aparentan».

    Uno de los retos más alucinantes

    Nos transportamos a Berlín en el año 1929 en donde, Irene Azuela hace suyo el papel del Emcee, el peculiar y siniestro maestro de ceremonias del Kit Kat Klub, un personaje que ha implicado un trabajo completo, denotando su rol de atleta emocional en el escenario, un ofrecimiento a usar todo su ser, «mi cuerpo, mi voz, mi mente, mi entraña, a jugar y divertirme, vivir el presente, es una invitación que me viene muy bien en este momento de mi vida«.

    A la vez, interpretarlo ha sido luminoso, «al principio es un poco abrumador pensar en los actores que han hecho este personaje, pero la verdad es que preferí dejar ese miedo a un lado y descubrir mi propio Emcee y ha sido un gran descubrimiento, es un agasajo, un gozo, estoy muy agradecida con la vida de poder hacerlo».

    Aunque cada uno de los personajes que ha encarnado le han dejado un aprendizaje en cada uno de los escenarios y formatos que ha explorado, Irene Azuela asume que el teatro es su lugar feliz y conocido, «donde me siento cómoda, descubro cosas de mí, siento entusiasmo por la vida al agarrarle la mano a mis compañeros y tener la intención de hacer algo inolvidable, es vital y esencial«.

    La complicidad única

    Después de casi 10 años de compartir escena con Ilse Salas en la obra «Crímenes del corazón», la vida y el universo las volvió a reunir en el escenario con una misión excepcional como lo es hacer su propio «Cabaret», el reencuentro se suscitó en el Teatro de los Insurgentes y resonó hasta nuestras páginas, en las que reflejan esa fuerte complicidad y fraternidad inevitable.

    Joyería: Tiffany & Co.
    Total look: Dolce & Gabbana.

    Entre ellas existe un vínculo único que van a tener siempre y que ahora se refuerza de una manera más profunda; cada una tiene una luz determinante y una personalidad imponente, «es interesante porque, aunque cada una haya tomado su camino, haya hecho su vida y a lo mejor no nos hayamos encontrado o conectado en otros momentos, llegamos una vez más a vernos a los ojos en el escenario y es como si nos conociéramos, esa sensación siempre es muy positiva y amorosa».

    La admiración mutua también es algo que distingue a este dúo de mujeres poderosas, «Ilse es una de las actrices que tiene las ideas más sólidas cuando se trata de un montaje, me parece increíble que ella defienda su postura y la idea que tiene de su personaje hasta las últimas consecuencias, me parece una actriz arrojada, voraz, tiene poco miedo, arriesga, juega y eso siempre es increíble de ver en una actriz», alude.

    A través de cada uno de sus papeles, Irene Azuela nos ha hecho sentir, soñar, cuestionar y pensar con su arte escénico, actualmente con Emcee ella misma descubre una nueva faceta que la reta y le permite auto conocerse de una nueva forma porque todos los días son un nuevo aprendizaje, para ella no hay un mantra que la defina, explorar la vida, leer y escuchar son algunos de los placeres que la definen.

    Total look: Prada.

    Ilse Salas: El optimismo al encontrar tu pasión

    La risa y el optimismo son dos motores que definen a Ilse Salas tanto en su vida personal como profesional en la que ha construido diversos éxitos que han trascendido en el tiempo y espacio.

    La pasión de Ilse Salas por la actuación nació desde la literatura, en la que se encontró con personajes como Sor Juana Inés de la Cruz, quien marcó un parteaguas en su carrera, su paso por Canal 11 le abrió las puertas para luego encontrarse con «Locas de amor», dirigida por Francisco Franco-Alba, lo demás fue historia para pronto conocer el encanto del teatro.

    Conociendo cada plataforma y escenario, en entrevista para Marie Claire México, Ilse Salas asume: «Disfruto una buena obra, una buena serie, una buena película, dependiendo de la época».

    Ella sabe perfectamente la diferencia existente en cada formato y los requerimientos necesarios, esta consiente que el tiempo es sumamente básico para desarrollar cada personaje, en una serie de televisión, por ejemplo, señala que debido al ritmo «no puedes explorar tu trabajo actoral al nivel como en el teatro».

    Total look: Prada.

    «Estás a las órdenes de muchas opiniones, resolviendo eficazmente, no me gusta ser una actriz eficaz, no resuelvo rápido, necesito tiempo para encontrar al personaje y la televisión no te da el tiempo, sin embargo, te da mucha diversión», agrega.

    En comparación con el cine que «está en medio del teatro y la televisión porque estás en las manos del director, sin embargo, es delicioso porque tienes más tiempo para construir tu personaje, más posibilidades de crecerlo y es súper bonito cuando tienes la suerte de poder viajar con ellas, es un sueño, me causa mucha ilusión poder mostrarla en otros lugares muy distintos y poder ver la reacción del público«, relata. 

    Construyendo su propia versión

    Ilse Salas vio «Cabaret» hace 20 años cuando estudiaba teatro, hoy, es la encargada de dar vida a su protagonista, la sensacional, Sally Bowles, un personaje muy particular. Recuerda: «Tenía clases con Ludwik Margules que era el director de mi escuela y él amaba ‘Cabaret’, siempre nos hablaba de esa película y yo cuando la vi, me volví loca. Nunca me había gustado un musical, siempre me aburren, no iba a ver teatro musical».

    Su perspectiva cambió al descubrir que era «una obra maestra con un contenido político súper profundo, pero al mismo tiempo con números musicales muy brillantes y también muy políticos, hay que entender bien de qué están hablando las rolas para llegar a vibrar con la obra».

    Joyería: Tiffany & Co. 
    Tocado Irene Azuela: Viktor Luna.
    Sombrero Ilse Salas: Edher Gin.

    Construir su propia versión y apropiarse de ésta ha sido algo totalmente nuevo para ella, como señala: «He visto la película muchas veces, nunca vi la obra ni el montaje, así que todo es nuevo para mí, no tengo referencias, solo cositas que me he encontrado en YouTube».

    «La estoy abordando nueva y me siento como si tuviera 20 años con esa misma ilusión y esa misma fuerza, me parece tan pertinente hacer esta obra en todos lados en este momento de la vida porque estamos rodeados de guerra, violencia, de dolores muy profundos y pareciera que es muy poco lo que nos queda de alegría y de cosas que nos motiven a seguir adelante con un mundo tan destruido», apunta.

    El teatro requiere mucho trabajo y energía, Ilse Salas está de regreso en el escenario con un personaje sumamente demandante que requirió hacer un entrenamiento que antes no hacía, más allá del yoga, el cual ha practicado por muchos años.

    «Con eso y mis caminatas a paso muy tranquilo no era suficiente para aguantar una corrida, bailando, cantando, brincando sin que se me saliera el pulmón, regrese a hacer un ejercicio más aeróbico y de resistencia física«. Sally Bowles ha implicado «mucha disciplina, trabajo vocal, ejercicio más los ensayos, todos estamos trabajando muchísimo en todas las áreas que nos corresponden».

    Un reencuentro especial

    En «Cabaret», Ilse Salas vuelve a trabajar con Irene Azuela, con quien hace casi 10 años protagonizó «Crímenes del corazón» junto a Marina de Tavira, hoy ambas actrices se reencuentran en el escenario para corroborar esa química que las une a través de su arte, plasmando ese vínculo inquebrantable en nuestras páginas.

    «Estoy muy feliz de volver a trabajar con ella, durante muchos años no nos tocó coincidir, mucha gente nos confunde, nos invitan a los mismos papeles, no nos toca coincidir porque nos ven muy parecidas y de repente durante estos años yo también asumí que aspirábamos a los mismos papeles, nos apreciamos, ahora que vuelvo a trabajar con ella, me doy cuenta que es una idea externa, en realidad siento que somos sumamente diferentes«, comparte.

    Dos mujeres que comparten la misma pasión se encuentran en esta edición mostrando su mutua admiración, «Irene me estimula en muchos sentidos, es una actriz muy divertida, admiro mucho su capacidad de divertirse con lo que hace, su energía y su presencia, me siento muy segura cuando está en el barco».

    Con una experiencia previa en el escenario, Ilse recuerda: «Me acuerdo mucho de ‘Crímenes del corazón’, la paz que me da, de todo va a estar bien, me pasaba ahí y me pasa ahora, me siento muy tranquila con ella en la cabeza del barco, sé que ella va a saber resolver las dificultades que se nos puedan presentar en el teatro, me da mucha seguridad por su fuerza y dominio del escenario, es estimulante y divertido estar con ella«.

    Total look: Chanel.

    Y es que, Ilse Salas tiene un mantra sonoro que es la risa, ese sonido que la reconforta y la motiva a seguir, «necesito rodearme de gente que me haga reír y necesito reírme yo para sobrevivir, todo el tiempo estoy buscando eso, la gente que no me conoce a lo mejor de lejos piensa que soy seria por algunos personajes oscuros que me ha tocado hacer».

    El optimismo es algo que también caracteriza a Ilse Salas, dentro y fuera del escenario, algo en lo que coincide con la misma Sally Bowles, «aun viendo las cosas que me preocupan muy de frente, siempre estoy atenta a lo que pueda hacer para ayudar, para contribuir a que las cosas mejoren».

    «No solamente pienso en mí sino en la colectividad, nuestra ciudad, nuestro país, el mundo, no dejo que la vida me chupe hacia el lado oscuro, siempre estoy buscando el sentido del humor y lo que sí funciona en el mundo, lo que nos une como seres humanos«.

    #IreneEIlseSonMarieClaire

    Descubre el shooting completo, así como la entrevista de Irene Azuela e Ilse Salas en nuestra versión impresa, disponible en los diversos puntos de venta en la República Mexicana como:

    Fresko, Areas, Walmart, HEB, City Market, La Comer, Superama, Sanborns, Hudson News, en aeropuertos y voceadores, así como en su versión digital en Magzter, en donde además podrás encontrar ediciones pasadas de Marie Claire México.

    No olvides seguirnos en Instagram@marieclaire_la y TikTok: @marieclaire_la para encontrar material exclusivo de esta edición de Abril 2024.

    EN PORTADA ABRIL 2024:

    Daniela Spalla: Acordes de la infancia

    Elyfer Torres: Un deleite de fragilidad

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos