jueves, junio 13, 2024
More

    ¿Por qué a las mujeres no se les permite envejecer?

    Mientras que a los hombres se les permite envejecer con gracia, a las mujeres se les critica por cada año que suma a sus vidas. 

    Este tema no es nuevo y es una realidad que muchas mujeres enfrentamos. Cumplir años a veces se siente como una carga, y al analizarlo, no es tanto por el tiempo vivido, sino por los cambios que sabemos que vendrán en nuestro cuerpo y rostro. Sobre todo, parece molestar a la sociedad que envejezcamos, y no se nos permite hacerlo en paz.

    Una sociedad que no nos hace sentir deseadas

    Podemos culpar a diferentes personas y medios, pero la realidad es que muchos de los pensamientos que predominan en la sociedad actual se forman a partir del tipo de contenido que consumimos. Aunque ha habido un cambio en la percepción de las mujeres que superan los 25 años, todavía existen muchos estigmas sobre cómo debería lucir una mujer.

    Pexels

    La juventud de la mujer se vincula con su capacidad de producción. Lamentablemente, aún se considera que este es nuestro único papel. A medida que envejecemos, estos «atributos» disminuyen, lo que implica que nuestro valor también se ve reducido.

    “Aquellos mandatos sociales que suponemos nos definen como mujeres y que tanto nos limitan, se convierten sobre todo para la mujer mayor en un peso enorme, muy difícil de sostener porque la construcción social de “ser-mujer” está muy condicionada por estereotipos de belleza restrictivos, determinantes y rígidos” explica SIlvia Federicci, autora de “Calibán y la bruja”.

    Hollywood, un lugar de odio para las mujeres mayores

    No lo decimos nosotros, lo dicen nuestras actrices favoritas. Ya habíamos escuchado a Meryl Streep hablar en algunas entrevistas sobre cómo, a los 40 años, comenzaron a ofrecerle papeles de brujas, retratando a las mujeres de más de 30 años como algo horrible o a lo que hay que temer.

    No solo ella, sino también la actriz Sarah Jessica Parker ha sido fuertemente criticada por mostrarse como es. Muchas personas le insistían en que se cubriera las canas o que comenzara a aplicarse botox, algo a lo que ella se negó y que luego generó un gran revuelo por una decisión «valiente».  «Se convirtió en meses y meses de conversación sobre lo valiente que soy por tener canas. Yo estaba como, ¡por favor, aplaudan el coraje de otra persona en otro ámbito!» comentó la actriz en algunas entrevistas.

    Incluso Philippine Leroy-Beaulieu, la actriz de Emily en París, estuvo a punto de no conseguir su papel debido al edadismo. Ella misma confesó que durante el proceso de audición, el director de casting le dijo: «Tengo un papel para elegir, pero tú no… Eres demasiado mayor para el papel. Pero deberías leer los guiones, porque sí puedes leer para esto. No sé si lo conseguirás porque, obviamente, están eligiendo a mujeres de entre 35 y 40 años» En ese momento, ella tenía casi 60 años.

    Estereotipos que condenan a las mujeres

    Se utilizan palabras negativas para describir a las mujeres mayores, envueltas en estereotipos irreales que les quitan su humanidad para reducirlas a meros objetos. Palabras como aislamiento, fealdad, enfermedad, y disminución de capacidades se utilizan al hablar de las mujeres que han envejecido.

    Hay ciertas edades en las que dejan de prestarles atención. Mientras somos jóvenes, se trata de explotar al máximo todos nuestros atributos físicos, pero a cierta edad una mujer no puede decir que es sexy porque se le tacha de ridícula.

    «Estos estereotipos de envejecer en las mujeres tiene que ver con violencia simbólica y estética, lo que se relaciona con las opresiones que vivimos en una sociedad patriarcal, donde siempre se nos está imponiendo vernos o comportarnos de acuerdo a un estándar’’, comenta Charlenne Gallardo Sapunar,  psicoterapeuta feminista y cofundadora del Centro de Atención Psicológica Amaris.

    Pexels

    Discriminación en puestos de liderazgo

    Todavía existe una gran brecha salarial en el ámbito laboral, especialmente cuando se trata de mujeres en puestos directivos o de gran poder. Aunque no todas han pasado por esto, la realidad es que todavía se hace una diferencia, no solo en lo monetario, sino también en la conducta que se tiene con ellas.

    La discriminación por edad se basa en prejuicios y estereotipos, y aunque no es exclusiva de las mujeres, son ellas las que se ven más afectadas. Existe la idea errónea de que, a medida que se cumplen más años, la experiencia no aumenta y de que se enfrentan a un mal desempeño o una disminución en la capacidad de llevar a cabo actividades.

    De acuerdo a diferentes entrevistas y comentarios, cuando un hombre envejece se considera que ha ganado conocimiento, mientras que cuando una mujer avanza en la línea de vida se le considera anticuada, aburrida y es ignorada.

    Pexels

    Aunque con el paso de los años y con las nuevas generaciones que se están haciendo cargo de los medios audiovisuales, hemos visto una mayor variedad de mujeres tomando roles protagónicos sin importar su edad.

    Todavía es necesario seguir promoviendo el papel de la mujer en las diferentes etapas de su vida, redefiniendo los conceptos de belleza y, sobre todo, dando la oportunidad a todos los tipos de talentos para sobresalir. Queda un largo camino por recorrer para que a las mujeres se les permita envejecer en paz y no se les reste valor con cada año que tienen en la tierra.

    Te puede interesar:

    Philippine Leroy-Beaulieu estuvo cerca de no ser Sylvie en «Emily In Paris» por ‘edadismo’

    A sus 50 años estas celebridades son las nuevas it-girls

    Cómo combatir la inflamación intestinal: Consejos y remedios

    Suscríbete a nuestro newsletter

    Recibe las mejores noticias y artículos de interés para ti.

    Otros artículos